21/07/16

En el Mobile World Congress de este año en Barcelona, Cubot ha presentado el nuevo smartphone que han creado con la colaboración de la empresa china de desarrollo de apps Cheetah Mobile, los creadores de las apps tan populares como "Battery Doctor" o "Clean Master". Salió al mercado hace algún tiempo ya y finalmente ha encontrado su camino hasta llegar a nuestras oficinas. Como de costumbre, en cuanto lo hemos recibido hemos comenzado a probar todas sus funciones para informaros de primera mano sobre el funcionamiento de este nuevo gadget. A continuación os contamos todos los detalles ;) 

 

Cubot Cheetahphone

¿Dónde comprarlo?

En Fastcardtech por 155,83€

En Gearbest por 159,09€

En Everbuying por 160,74€

En Banggood por 175,34€

 

Información técnica

Pantalla 5,5-pulgadas con resolución Full-HD-(1920 x 1080 Pixels), 401 ppi
Procesador Mediatek MT6753A Octa-Core con 1,3GHz
RAM 3GB RAM
Memoria interna 32GB (ampliable con una tarjeta TF hasta 128GB)
Cámara 13 MP con f/2.0 Blende
Cámara frontal 8 MP
Batería  3050mAh
Sistema operativo Android 6.0 Marshmallow
Tamaño 149 x 74,9 x 7,95mm
Peso  170 g

Primeras impresiones: envío y diseño

Este smarthone se envía en una caja color cobre brillante en la que se puede ver también el logo de la empresa. tanto en la parte de delante como en la de detrás encontraréis el eslogan de la marca: "Stop following, take the lead". Dentro de la caja podréis encontrar el smartphone en sí, una carcasa trasparente, una guía de inicio rápido, el cargador (cable USB y adaptador) y una pequeña herramienta para abrir el compartimento de la tarjeta SIM. Desgraciadamente, no incluye auriculares, un fallo bastante común en las marcas de origen chino. 

 

Cubot Cheetahphone

En lo que respecta al diseño Cheetahphone, todo nos ha encantado. La carcasa de metal con los bordes redondeados y los buenos acabados son los puntos más destacables. Sin embargo, también nos ha gustado mucho que el móvil sea tan compacto. Aunque la pantalla sea del mismo tamaño que el iphone 6, es decir, bastante grande es unos 9 mm más corto, por lo que es más cómodo. 

Pasemos ahora al diseño, que suele ser uno de los aspectos más interesantes al hacer reviews sobre smartphones de China. Al principio eran precisamente estos modelos los que sentaban las bases para las marcas más conocidas.No obstante, esto esta empezando a cambiar y actualmente la mayoría de smartphones chinos son copias de las marcas más populares. Lo cierto es que el Cheetahphone no sigue esta tendencia y tiene un diseño bastante único. Cubot ha diseñado una carcasa uniforme hecha de metal, con partes de plástico en la parte superior y en la parte inferior, para que la recepción de la señal sea mejor. La cámara sobresale un poco y está protegida con un anillo. Sin embargo, está claro que podría rayarse fácilmente. Debajo de la cámara se encuentra el flash y debajo de este está el sensor para detectar la huella. En la parte derecha está el botón de encendido y los botones para controlar el volumen. En el otro lado está la ranura para introducir la tarjeta SIM.

Pantalla

La pantalla IPS de 5,5 pulgadas tiene una resolución Full HD (1920 x 1080 pixels) y alcanza una densidad de pixels de 401 ppi. Los colores son muy nítidos e intensos y el gran angular es bastante estable. La iluminación es más que suficiente. Cubot trabaja con MiraVision, por lo que podréis adaptar los colores uno a uno en los ajustes de la pantalla.  

Cubot Cheetahpone

Cámara

Teniendo en cuenta el precio de este smartphone, la cámara trasera hace fotos bastente buenas. Cuando la luz es adecuada, se puede hacer fotos de calidad, aunque el enfoque automático es bastante lento. Si la luz no es muy buena, los resultados dejan mucho que desear. El Cheetahphone cuenta con una gran variedad de filtros para editar las fotos y una opción para realizar fotos panorámicas. Otro aspecto que nos ha llamado la atención es que la interfaz está bastante anticuada y podría modernizarse un poco. 

Cheetahphone

  

Cubot Cámara

 

Cubot Cámara

 

Cubot Cámara

Software

Cubot tiene su propia interfaz en Android 6.0 Marshmallow, de modo que los iconos, las carpetas y el menú son algo diferentes. Si este diseño no os acaba de convencer podéis instalar simplemente el Google Now Launcher y el diseño volverá a ser el típico de Android. Cubot cuenta además con su propia App Store, al que han rebautizado como "mercado". Aquí podréis encontrar todas las aplicaciones y juegos que estéis buscando y sugerencias basadas en las descargas más populares. Una vez pinchamos en las apps se nos redirige automáticamente a la App Store. Personalmente, me parece muy molesto que te esten bombardeando constantemte con publicidad. Pasamos ahora a las funciones adicionales. Una de las más interesantes es el "Smart Wake", un sistema con el que podemos crear gestos para activar otras funciones. 

Batería

La batería es uno de los puntos más críticos a la hora de comprar un smartphone. Para muchos es suficiente si aguanta todo el día. Realmente aquí hay que destacar que el uso que le damos a los teléfonos varía mucho de una persona a otra. En general, lo que sí podemos decir es que una batería de 3050 mAh tiene bastante capacidad y a mi personalmente me dura en torno a un día y medio. Ninguna queja en este aspecto. 

Lector de huella digital

Hoy en día el lector de huella digital es un feature que no puede faltar en un smartphone. El Cheetahphone no decepciona tampoco en este aspecto. En la siguiente foto podéis ver este accesorio, que se encuentra situado en la parte trasera del dispositivo. Funciona sin ningún problema y de forma bastante rápida.

Cubot carcasa

Conclusión

Si tenemos en cuenta el precio de este smartphone (unos 160 euros) y todas sus características, la verdad es que no es difícil darse cuenta de que es un teléfono que merece la pena. Obviamente, no todo es perfecto, pero el Cheetahphone tiene mucho que ofrecer. La batería, la cámara y el software nos han convencido y no tenemos ninguna duda a la hora de recomendar este dispositivo. La conlusión final es que se trata de un buen smartphone a un precio inmejorable. 

« Entrada anterior Siguiente entrada »