28/06/18

El escenario es el siguiente: en el exterior hay 30 grados, en la oficina no se puede casi ni respirar y hace demasiado calor para trabajar. Una poco de aire fresco puede ayudar a prevenir una pérdida completa de concentración mientras estamos en el trabajo y por supuesto en china hemos encontrado el gadget perfecto para esto. El gigante chino Xiaomi ha creado un ventilador manual con la marca "VH" que está disponible en diferentes colores. ¿Un gadget práctico o una perdida de tiempo? En PandaCheck lo hemos probado para descubrir sus características. Si quieres saber más sobre este modelo, ¡sigue leyendo nuestra reseña!

 

¿Dónde comprar el Xiaomi VH?

En  AliExpress por 11,32€

En Zapals por 11,55€ 

En GearBest por 10,44€

  • Colores: verde, gris, azul, rojo, naranja (pastel)

Envío

No encontramos mucho dentro del paquete, aunque realmente los modelos como este no necesitan muchos accesorios. Además del ventilador en sí, encontramos:

 

  • un soporte para poner en el suelo
  • un cable micro USB (48 cm)
  • breve manual de instrucciones en chino

 

 

Diseño y elaboración

El ventilador tiene unas dimensiones de 18,2 x 9,1 x 4,8 cm y está disponible en verde, gris, azul, rojo y, como podéis ver en las imágenes, naranja. Los colores son todos tonos pastel. Este aspecto es una cuestión de gusto, por supuesto, pero a mí personalmente me ha gustado mucho. Lo primero que nos ha llamado la atención al sacarlo de la caja es que este ventilador de 143 gramos se puede sujetar en la mano cómodamente y pesa muy poco. 

Este modelo está hecho de plástico y en la parte posterior del ventilador podemos encontrar la marca CE. Como es habitual con los productos Xiaomi, no hemos encontrado ningún error en la fabricación. En general, el ventilador parece ser de buena calidad y la relación calidad-precio nos ha parecido muy adecuada. 

Controles y funciones

Después de una carga de unas 2 horas, el ventilador está listo para usar durante aproximadamente 4 horas. Esto varía naturalmente dependiendo de la potencia de ventilación seleccionada. Sin embargo, el tiempo de funcionamiento de la batería de 2.000 mAh en general es bastante bueno. La parte negativa es que tarda demasiado en cargarse. Gracias al cable de carga micro-USB de 48 cm de largo, el ventilador puede cargarse fácilmente en el ordenador. La entrada micro-USB está en la parte posterior del mango.

 

Como ya hemos mencionado, es posible seleccionar tres velocidades de ventilación diferentes usando el botón de la parte frontal del mango. Los tres modos se seleccionan pulsando el botón: pulsando una vez obtendremos la potencia más baja, pulsando dos veces una potencia media y pulsando tres veces activaremos la potencia más fuerte. Esta última opción no es tan potente como nos habría gustado pero no está mal. 

 

Presionando el botón de control nuevamente se apaga el mini ventilador. El volumen de funcionamiento de 30 dB es agradable, por lo que el ventilador también se puede utilizar en la oficina sin molestar a los demás. Xiaomi (o VH) incluye un soporte desde el suelo para evitar tener el ventilador en la mano todo el tiempo, algo que nos ha parecido muy útil.

El soporte es muy práctico y permite colocar el ventilador en el escritorio o cerca de la cama. En general, el soporte es bastante estable aunque con la potencia al máximo hay que tener cuidado porque puede volcarse. 

Conclusión

Un ventilador muy agradable, fácil de usar y apropiado para las temperaturas de los últimos días (¡y lo que nos queda!). El soporte hace que sea una alternativa interesante al ventilador USB tradicional del que hemos hablado en otros artículos. El precio de 10 € no está mal, aunque podría ser un poco más bajo. 

Xiaomi nos garantiza una duración total de 2000 h para el ventilador manual. Si estás buscando un ventilador manual y de mesa sólido y elegante, el modelo Xiaomi es una buena opción.

>>Ir a la tienda online>>

 

« Entrada anterior Siguiente entrada »